Los suplementos de calcio después de la Cirugía Bariátrica

La carencia de calcio es ya muy común y puede ser agravada por la cirugía bariátrica si no se siguen las pautas adecuadas. La absorción intestinal del calcio se ve afectada después de la cirugía. De hecho, después de dos años, la falta de calcio se desarrolla en hasta un 48% de los pacientes que han sido sometidos a la cirugía bariátrica de malabsorción. La fidelidad permanente a las normas de la dieta es muy importante para mantener los niveles de calcio en el cuerpo. Las posibilidades de osteoporosis en pacientes de edad avanzada después de la cirugía se incrementan. Una gestión adecuada implica la suplementación de calcio, vitamina D y los bifosfonatos. El último punto mencionado se da a veces en personas con baja densidad ósea.

El Calcio y el metabolismo humano

El calcio es un mineral con propiedades alcalinas. Es un elemento esencial para la vida humana.  El  99% del calcio en el cuerpo humano está presente en los dientes y los huesos. El uno por ciento restante se encuentra en la sangre, en las células nerviosas y en los tejidos del cuerpo. El cuerpo humano adulto promedio contiene aproximadamente un kilogramo de calcio. Es el mineral más abundante en el cuerpo humano.

El calcio es esencial para el crecimiento, el mantenimiento y la reproducción.  Es popular y comúnmente asociado con dientes y huesos sanos. Algunas de las otras funciones en las que este mineral juega un papel son la contracción muscular, la transmisión de impulsos a través del sistema nervioso, la secreción hormonal, la expansión y contracción de los vasos sanguíneos.

El calcio ingerido durante los años de crecimiento ayuda a construir huesos fuertes. Los adultos alcanzan su pico de masa ósea a una edad alrededor de los 30 años. La ingesta adecuada de calcio  asegura una óptima masa ósea, que ayuda a retrasar el inicio de la pérdida ósea que se produce con la edad. La osteoporosis, o el estado en que huesos se vuelven frágiles y porosos, es una preocupación seria y uno de los principales contribuyentes a las fracturas de la cadera, muñeca, pelvis, costillas y vértebras. El ejercicio y el consumo regular de calcio y vitamina D puede mantener a raya la osteoporosis.

Los ensayos clínicos han demostrado que existe una relación entre la ingesta de calcio saludable y la disminución de la presión arterial. Una dieta que contenga cantidades adecuadas de minerales como calcio, potasio y magnesio además de fibra ayuda a evitar la hipertensión. Cuando los productos lácteos se añaden a esta dieta, ayuda a reducir la hipertensión existente.

La necesidad de suplementos de calcio

La carencia de calcio lleva a la osteoporosis. Las personas mayores y mujeres post-menopáusicas tienen un mayor riesgo de esta afección. Los suplementos adecuados de calcio son particularmente prescritos para este grupo de ciudadanos. Las baja actividad de las glándulas paratiroides provocan una regulación inadecuada de calcio, fósforo y vitamina D. Los suplementos de calcio se prescriben para tratar esta afección, lo que se conoce como el hipoparatiroidismo.

Otros grupos vulnerables ante la carencia de calcio son los grandes bebedores, los pacientes que toman corticoides, y aquellos con problemas de malabsorción debido a la enfermedad de Crohn, a la enfermedad celíaca, o a la cirugía de bypass gástrico que implica la resección intestinal. El raquitismo, que produce un ablandamiento de los huesos en los niños, es una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina D. Investigaciones recientes han demostrado que los suplementos de calcio pueden ayudar en el proceso de tratamiento. Los estudios preliminares basados ​​en la población muestran que los suplementos de calcio ayudan a contrarrestar los episodios cardiovasculares, así como el colesterol.

La Obesidad y el Calcio

El bajo consumo de calcio se considera un factor que contribuye a la obesidad y a comorbilidades asociadas como la hipertensión. Se ha planteado la hipótesis de que el Síndrome de Resistencia a la Insulina, o Síndrome Metabólico, se desarrolla como resultado de la baja ingesta de calcio. Una ingesta sana de calcio facilita la excreción de la grasa fecal y puede ayudar a aumentar la temperatura corporal general. A este respecto, el calcio en la dieta proveniente de los productos lácteos ofrece mejores resultados que el de los suplementos de calcio. Esto sugiere un papel importante para los productos lácteos en el control de la obesidad.

Las personas obesas toman corticosteroides anti-inflamatorios para la artritis relacionada con la obesidad, antiácidos que contienen aluminio, u hormonas tiroideas aumentan el riesgo de pérdida de calcio a través de las heces y de la orina. El sodio, las proteínas, y la cafeína también aumentan la pérdida urinaria de calcio. Esto puede ser contrarrestado mediante la inclusión de potasio en la dieta.

La Cirugía Bariátrica y el equilibrio del Calcio

El hiperparatiroidismo, o aumento en la hormona PTH, se observa comúnmente en individuos que han sido sometidos a cirugía bariátrica. La glándula tiroides juega un papel importante en la regulación de calcio en la sangre. Esta enfermedad puede impedir a la glándula tiroides que  mantenga un equilibrio del calcio. Se caracteriza por la carencia de vitamina D, la osteoporosis, y un balance negativo de calcio. El tratamiento consiste en ingerir medicamentos y suplementos de vitamina D. Con el fin de asegurar que el balance de calcio se mantiene, la suplementación con calcio generalmente comienza poco después de la cirugía.

El citrato de calcio con vitamina D se encuentra en forma masticable o líquida. El mineral es mejor tolerado en estas formas, al contrario que cuando se administra en forma de comprimidos. Con el fin de mejorar la absorción intestinal, se recomienda que los suplementos sean suministrados junto con los alimentos. El calcio también se puede tomar mezclado con yogur bajo en calorías o suero de leche y soja en polvo.

Es importante tener en cuenta que el calcio y el hierro comparten una interacción de absorción inhibitoria nutriente-nutriente. La absorción de hierro en pacientes post-quirúrgicos con anemia se puede inhibir a un máximo del 50%, y más si los suplementos de hierro se toman junto con suplementos de calcio o productos lácteos. En las investigaciones se han observado los efectos inhibidores del fosfato de calcio, citrato de calcio, carbonato de calcio y en hierro, zinc y magnesio.

Después de un bypass gástrico, una prueba de orina a las 24 horas puede ayudar a evaluar las alteraciones metabólicas que se producen con los huesos si los cálculos renales son frecuentes. La prueba informa sobre el estado de la excreción de calcio por los riñones. La hiperoxaluria o cálculos renales se pueden detectar por un exceso de calcio en la orina.

Hay pruebas que sugieren que los pacientes sin historia previa de cálculos renales están en riesgo de cálculos de calcio en el riñón después de la cirugía bariátrica. La suplementación con calcio después de la cirugía bariátrica tiene que ser llevada a cabo teniendo en cuenta los problemas asociados con la acumulación excesiva de calcio en el cuerpo. Además, el papel de los ácidos del estómago en la absorción de nutrientes se ve afectada debido a los procedimientos de grapado del estómago. Los suplementos de carbonato de calcio son conocidos por su efecto de neutralizar los ácidos del estómago, lo que dificulta la absorción de la vitamina B12.

Por otro lado, la hipocalcemia, o niveles anormalmente bajos de calcio en la sangre, es una enfermedad grave y puede desarrollarse debido al mal funcionamiento del riñón, hipoparatiroidismo, o a una carencia de vitamina D. En este sentido, la atención a la dieta perioperatoria es crucial, ya que prepara las bases para la gestión de la dieta a largo plazo.

Fuentes Naturales de Calcio

La leche y los productos lácteos bajos en grasa son excelentes fuentes de calcio. Las verduras de hoja verde son algunas de las mejores fuentes de calcio natural, incluyendo espinacas, col verde y mostaza verde. Los productos lácteos, la melaza, el apio, el brócoli, las semillas de sésamo y las coles son otras buenas fuentes de calcio. Una ingesta diaria de 2500mg de calcio se considera un Nivel Superior de Ingesta Tolerable (UL) para un individuo sano. Esto incluye tanto el calcio de los alimentos como el de los suplementos dietéticos.

Una cosa positiva acerca del calcio es que, a diferencia de muchos otros nutrientes, la cocción excesiva no afecta a sus propiedades nutricionales. La fibra dietética como la que se encuentra en el trigo y el salvado de avena puede reducir la absorción intestinal de calcio. Las nueces y legumbres contienen ácido fítico que puede añadirse al calcio para formar un complejo insoluble disminuyendo así la cantidad de calcio disponible para el cuerpo.

Suplementos de Calcio

Para los suplementos de calcio, comúnmente se utilizan compuestos de calcio que incluyen eñl carbonato cálcico, el fosfato cálcico, y el citrato de calcio.

La cantidad de calcio elemental presente en el suplemento es una consideración importante. Los suplementos de calcio se encuentran fácilmente disponibles como fármacos sin receta (OTC). El costo, disponibilidad, facilidad de consumo, la tolerancia por el organismo, y los probables efectos secundarios como el estreñimiento son factores a tener en cuenta al considerar los suplementos de calcio.

Las tabletas masticables y los jarabes de calcio son absorbidos más rápidamente por el cuerpo. La dosis ideal es de 500 mg cada vez, repitiéndose con la frecuencia indicada por el médico. El carbonato de calcio se absorbe mejor cuando se toma con alimentos. Los suplementos de citrato de calcio se pueden tomar en cualquier momento durante el día.

Dado que la vitamina D es importante para la absorción del calcio por el cuerpo, se debe tener cuidado de que los niveles adecuados de vitamina D están presentes en el cuerpo después de la cirugía bariátrica. Debe tenerse en cuenta que el calcio de los suplementos puede reducir la absorción de los antibióticos de tetraciclina y ciertos medicamentos utilizados en la prevención y tratamiento de la osteoporosis.

  • Colon

    El colon contiene bacterias que ayudan a descomponer alimentos; es más corto que el intestino delgado pero de mayor diámetro.

  • Páncreas

    El páncreas es una glándula que forma parte del sistema digestivo así como un sistema hormonal que controla el azúcar.

  • Vesícula biliar

    La bilis almacenada en la vesícula biliar se libera cuando los alimentos grasos entran en el intestino delgado.

  • Estómago

    El estómago es un saco muscular que es importante para absorber alimentos y prepararlos para la posterior digestión.

  • Hígado

    El hígado produce bilis y es la primera parada para la mayoría de los nutrientes que son absorbidos durante la digestión.

  • Epiplón

    Epiplón es otra palabra para referirse a la capa de grasa que cubre a los órganos internos.

  • Intestino

    El intestino delgado es la parte del cuerpo donde se absorben la mayoría de los nutrientes de la comida ingerida.

  • Duodeno

    El duodeno juega un papel importante para controlar el vaciado del estómago en el intestino delgado.