Problemas comunes y áreas de preocupación

Tenga mucho cuidado con el alcohol

El alcohol puede ser peligroso después de la cirugía bariátrica. El alcohol irrita el estómago y puede irritar la conexión entre el estómago y los intestinos. Se absorbe rápidamente. También recuerde que su peso está disminuyendo rápidamente y la tolerancia al alcohol que podría haber tenido antes de la pérdida de peso también va a ser reducida rápidamenteEl alcohol puede ser peligroso después de la cirugía bariátrica. El alcohol irrita el estómago y puede irritar la conexión entre el estómago y los intestinos. Se absorbe rápidamente. También recuerde que su peso está disminuyendo rápidamente y la tolerancia al alcohol que podría haber tenido antes de la pérdida de peso también va a ser reducida rápidamente.

Sentirse “atascado” al comer

Lleva tiempo adoptar nuevas pautas de conducta. Es necesario masticar bien y comer muy lentamente. Un truco es poner el tenedor sobre el plato entre bocado y bocado de comida. En ocasiones es posible obtener la sensación de comida "atascada" justo por encima del estómago en la parte inferior del esófago. Si esto ocurre, puede experimentar algo de dolor en el pecho y la boca puede empezar a tener más saliva. Si esto sucede, lo más importante que debe hacer es relajarse. Puede tratar de levantarse de la mesa y caminar un poco. Pequeños sorbos de zumo diluido a temperatura ambiente puede ayudar a pasar dicha sensación. Los alimentos o bien volverán a subir (llamado "eructos productivos") o con el tiempo pasarán a la bolsa estomacal. Si esto ocurre, lo mejor que puede hacer es volver a una dieta líquida durante 24 horas para permitir que la inflamación baje.

Síndrome de dumping, o de evacuación gástrica rápida

La digestión de azúcar requiere un gran volumen de fluido. Este líquido entra en el intestino a través de la circulación sanguínea para diluir las moléculas de azúcar concentradas. Esto provoca una rápida reducción del volumen sanguíneo del cuerpo en un paciente de bypass gástrico. Dado que el proceso digestivo normal ha sido alterado, los azúcares provocan una respuesta de hiperinsulinemia. Esta reacción al azúcar y los hidratos de carbono se conoce como "dumping", o evacuación gástrica rápida, y viene acompañada de una serie de síntomas que incluyen debilidad general, taquicardia, zumbido en los oídos, calambres estomacales, diarrea y náuseas. La evacuación gástrica rápida (dumping) puede durar de 30 a 60 minutos y, a menudo puede hacer que se sienta tan cansado que tendrá que descansar hasta que desaparezcan los síntomas. En los casos de dumping “tardío”, la causa suele radicar en los hidratos de carbono complejos como pasta. Los síntomas se retrasan, pero pueden incluir cambios neurológicos y confusión. Para evitar el síndrome de evacuación gástrica rápida, manténgase alejado de las bebidas azucaradas, limite la ingesta deazúcares simples y añada un poco de proteína a las comidas que le proporcionan hidratos de carbono.

Caída del cabello

La mayoría de los pacientes notan un aumento en la pérdida de pelo alrededor de 3 a 5 meses después de la cirugía. Para algunos pacientes, la cantidad de pérdida de cabello es dramática. Algunos describen mechones de pelo en su cepillo o cabello que cubre el suelo de la ducha. Esto ocurre como parte de la respuesta del cuerpo a la repentina privación de proteínas y calorías justo después de la cirugía. El cuerpo mantiene algunas de sus actividades normales de mantenimiento "en espera" hasta que la nutrición aporta estos elementos de nuevo, y los efectos tardar algunos meses en surtir efecto. De hecho, nada les sucede realmente a los folículos pilosos, salvo que se mantienen en "estado latente" y en el momento en que se nota la pérdida del pelo, los folículos pilosos están, probablemente, ocupados en regenerarse. Es raro que los pacientes tengan un pelo más fino un año después de su cirugía. Después de 18 meses de la cirugía, la mayoría de los pacientes tienen cabello abundante y saludable porque el equilibrio hormonal del cuerpo ha mejorado significativamente. Asegúrese de consumir unos 80 gramos de proteína al día.

Líquidos

No beba líquidos al mismo tiempo que consuma alimentos sólidos. Maximiza tu consumo de proteínas y espere 60 minutos antes de iniciar el consumo de líquidos. También debe dejar de consumir líquidos 30 minutos antes de las comidas. Usted debe tomar cada onza comida contada, y si la bolsa estomacal está llena de líquido, no será capaz de ingerir una cantidad adecuada de alimentos. Beber con las comidas tiende a vaciar la bolsa con mayor rapidez, lo que interfiere con la sensación de saciedad y por esto no se recomienda. Trate de no usar una pajita para beber, ya que puede llenarle la bolsa estomacal con aire adicional.

Advertencias especiales respecto a la elección de los líquidos

  • Carbonatación - puede hacerle sentir incómodo, lleno de gases, y puede contribuir a la sobrecarga del estómago.
  • La cafeína - afecta sobre el cuerpo como un diurético y puede contribuir a la deshidratación. También es un irritante conocido para sus nuevas conexiones y puede contribuir a la formación de úlceras.
  • Zumos de un alto contenido de acidez - pueden causar dolor e incomodidad al principio. Los zumos también son altos en contenido de azúcar y pueden causar el síndrome de dumping en pacientes con bypass gástrico. Los zumos deben limitarse tanto como sea posible y diluirse con agua antes de su consumo.

Deshidratación:

Usted se deberá adaptar a hábitos diferentes, así como a la sensación de saciedad después de la operación. Ya no puede tragar agua y no será capaz de tolerar una gran cantidad de agua a la vez; es fácil pensar que está bebiendo suficiente líquido cuando en realidad no es así.

Usted debe consumir alrededor de 72 onzas de líquido cada día. Deje todos los días su asignación de agua para toda la jornada en la encimera de la cocina o en su escritorio de modo que sepa, a medida que pasa el día, como se encuentra exactamente su consumo de agua. Puede hacer uso de la asignación de agua para hacer té descafeinado, café descafeinado, Crystal Lite o para la preparación de bebidas de proteínas. La deshidratación puede sobrevenir fácilmente si no tiene cuidado.

No beber suficientes líquidos causa deshidratación y puede dar lugar a infecciones renales y de vejiga. Los síntomas de la deshidratación incluyen orina oscura, fatiga, mareos, náuseas, desmayos, dolor de espalda, y una capa blanquecina en la lengua. Tome 64 a 72 onzas de líquidos diariamente para prevenir la deshidratación. El vómito también puede conducir a la deshidratación. Asegúrese de tomar bocados pequeños y masticar 25 veces antes de tragar. No beba y coma al mismo tiempo.

Alcohol

El alcohol aporta 7 calorías por gramo. No debe consumir alcohol por lo menos de 3 a 6 meses después de la cirugía. Con un estómago más pequeño y el sistema gastrointestinal alterado, ahora tendrá menos tolerancia al alcohol. Contiene calorías vacías y no proporciona nutrientes. Debe tomar en cuenta las calorías del alcohol. El alcohol es también un factor de deshidratación. Por lo tanto, debe reemplazarlo con agua.

Usted debe ser consciente y cuidadoso respecto a que la obesidad y la sobre-alimentación pueden ser signos de un comportamiento adictivo. El alcohol también puede ser la causa de problemas de adicción. Debe tener mucho cuidado de que el alcohol no ocupe el lugar de la comida como conducta adictiva después de la operación.

Café

Los primeros meses después de su operación representan un momento delicado tanto psicológica como fisiológicamente. Dependiendo de su operación, es muy importante permitir  la curación de cualquier conexión entre el estómago y el intestino. Los primeros meses después de la operación también se complican por problemas a la hora de juzgar una hidratación adecuada. La cafeína es un diurético que significa un incremento de la cantidad que usted orina. Si está teniendo dificultad para calcular la cantidad de líquido para beber cada hora significa que el café y la cafeína sólo complicarán la situación.

El café descafeinado puede causar también algunos problemas durante los primeros meses después de la operación, ya que también aumenta la actividad de los ácidos y puede complicar la curación de las conexiones intestinales. Si han pasado más que unos pocos meses después de su operación, entonces lo más probable es que pueda reanudar el consumo moderado de café. Usted debe recordar, sin embargo, escuchar a los intestinos y prestar atención a los nuevos dolores o molestias que puedan desarrollarse. Si comienza a tener diarrea, dolor epigástrico o sensación de llenura y malestar después de tomar café, quiere decir que necesita detener o disminuir la cantidad que usted está consumiendo. Si desarrolla una úlcera o una úlcera marginal, entonces definitivamente hay que parar.

  • Colon

    El colon contiene bacterias que ayudan a descomponer alimentos; es más corto que el intestino delgado pero de mayor diámetro.

  • Páncreas

    El páncreas es una glándula que forma parte del sistema digestivo así como un sistema hormonal que controla el azúcar.

  • Vesícula biliar

    La bilis almacenada en la vesícula biliar se libera cuando los alimentos grasos entran en el intestino delgado.

  • Estómago

    El estómago es un saco muscular que es importante para absorber alimentos y prepararlos para la posterior digestión.

  • Hígado

    El hígado produce bilis y es la primera parada para la mayoría de los nutrientes que son absorbidos durante la digestión.

  • Epiplón

    Epiplón es otra palabra para referirse a la capa de grasa que cubre a los órganos internos.

  • Intestino

    El intestino delgado es la parte del cuerpo donde se absorben la mayoría de los nutrientes de la comida ingerida.

  • Duodeno

    El duodeno juega un papel importante para controlar el vaciado del estómago en el intestino delgado.